LA MIES ES MUCHA... LOS OBREROS MUY POCOS... 

NO PONGAS EXCUSAS... 

NADIE ES DESCARTADO PARA TRABAJAR POR EL REINO. 

¡JOVEN SI VAS "BUSCANDO" LEE ESTA PARÁBOLA...!

 PARÁBOLA DEL PINTOR

El Gran Pintor dibujaba y dibujaba, en su bondad: EL REINO.

Tomó en sus manos un grupo de pinceles, de todos los tamaños; unos sin estrenar, otros usados y algunos muy viejos, pero todos ellos, abandonados y seguros, en el gran AMOR de su SEÑOR y ARTÍFICE.

El Gran Artista, cada mañana, al empezar su tarea, acariciaba a cada pincel, valorándolo y destinándola a pinceladas y colores concretos. 

Los pinceles, también cada mañana, se volvían a su Señor,  expectantes  y agradecidos y desde aquí, descubrían en los demás pinceles la riqueza del contraste de colores y la sinfonía completa que lograba la obra de su Señor. Contentos por el descubrimiento, se comprometieron a ayudarse y fueron plasmando en el lienzo: 

Alegría, sencillez, disponibilidad, amor...

Digamos: FRATERNIDAD

Humildad, perdón, cercanía, austeridad.....

Digamos: POBREZA

Ternura, misericordia, comprensión, servicio, entrega....

Digamos: AYUDA A LOS NECESITADOS.

Otros pinceles que estaban alejados de la Obra: Unos rotos en un rincón de la marginación, otros gastados por el hedonismo de la vida, otros raidos por la ambición y el dinero .

...y otros muchos, nuevos y lozanos, buscadores, como tú, fueron poniéndose al alcance del Creador, para completar la obra que requería de todos ellos: 

El REINO, un mundo de hermanos unidos,

 todos hijos del ÚNICO PADRE, DIOS.